España sufrió para estar en octavos tras igualar contra Marruecos

0
53

La selección española empató a dos ante Irán y logró certificar el pase a octavos como primera de grupo tras un mal partido y gracias a un gol de Aspas en el último suspiro, concedido gracias al VAR. Marruecos se adelantó por dos veces en el marcador, pero España logró remontar y un taconazo del gallego en el descuento obró el milagro.

Con la novedad de Thiago en el once, España empezó mandado y con ganas de certificar su pase a octavos de final. En los primeros minutos hubo poco fútbol y mucha tensión. Sergio Ramos se las tuvo con Amrabat y Piqué cometió una dura falta sobre Boutaib. Estaba la selección tanteando aún el terreno, cuando una indecisión entre Iniesta y Sergio Ramos acabó en gol marroquí. Al manchego se le escapó el control de un balón y el andaluz se quedó clavado, sin poder reaccionar. Boutaib se plantó sólo ante De Gea y batió por bajo al meta español. Apenas habían transcurrido trece minutos y España ya iba por detrás en el marcador. Incluso la derrota valía en ese instante para pasar a octavos, pero el juego de la selección no era muy esperanzador.

Iniesta se rehizo tras su fallo y España empezó a crecer por la izquierda, gracias a las subidas de Alba, el talento de Isco y la magia del manchego. La reacción llegó rápido y sólo seis minutos después del gol africano Iniesta y Diego Costa trenzaron una jugada a base de paredes dentro del área, que el de Fuentealbilla completó con una de sus habituales ‘croquetas’ antes de asistir a Isco para que empatara el partido.

Comentarios

comentarios