GAS EN PERÚ: Enagás irá por arbitraje para recuperar inversión de US$ 500 mllns. en Gasoducto Sur

Empresa española agotó los plazos que se habían dado y elevó un proceso contra el Gobierno peruano ante el Ciadi, que será anunciado en las próximos días. Aquí los detalles.

0
116

Enagás está por lanzar un arbitraje contra Perú por los US$ 500 millones que invirtió en Gasoducto del Sur de Perú (GPS) y que aún no ha recuperado, de acuerdo a un reporte del diario español El Confidencial.

El transportista del sistema gasista español agotó los plazos que se había dado y elevó un proceso contra el Gobierno peruano en el Ciadi, corte arbitral del Banco Mundial, que anunciará en los próximos días, según señalan fuentes implicadas en el proceso al diario español.

La compañía presidida por Antonio Llardén, cuyo principal accionista es el Estado español a través de la SEPI, solicitó en diciembre “el inicio de un procedimiento de trato directo previo a un arbitraje internacional con el objeto de alcanzar un acuerdo amistoso en relación a la controversia existente sobre la inversión realizada por la Sociedad en el proyecto del Gasoducto del Sur Peruano, S.A”, según explicó a la CNMV.

Sin embargo, al no resolverse el problema en este periodo,Enagásdará el siguiente paso que tenía previsto, y que pasaba por poner el caso en manos de un tribunal arbitral internacional para que resuelva la controversia, refiere el reporte.

Pese a que la compañía ha asegurado durante todo este tiempo que la predisposición del Gobierno peruano era positiva, los continuos problemas internos del ejecutivo  están demorando los plazos. Enagás inició la resolución amistosa con el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

Sin embargo, este dimitió el 23 de marzo de 2018, tras hacerse públicos una serie de vídeos donde se ve implicado presuntamente en un soborno.

Para resolver este problema, Enagás se reforzó y contrató los servicios de Deloitte, Linklaters, FTI Consulting y Grau.

Como se recuerda, Enagás vio truncada su aventura en el Gasoducto del Sur cuando se destapó el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, uno de los socios del proyecto en el que participa el operador del sistema gasista español.

Tras descubrirse las actividades ilícitas de la compañía, GSP no fue capaz de lograr el cierre financiero para desarrollar el proyecto y Enagás quedó pillada tras invertir cerca de US$ 500 millones que aún no ha provisionado por recomendación de sus auditores, que siguen considerando que se recuperará el dinero.

Pese a todo, Enagás está a la espera de recuperar esta inversión cuando se vuelva a licitar el proyecto. No obstante, la parálisis política está alargando los plazos y la compañía no quiere esperar más ni tener que pagar los platos rotos de Odebrecht.

Enagás abonó para este proyecto empresarial US$ 213 millones en concepto de garantías financieras como accionista del proyecto más otros US$ 275.3 millones aportados en concepto de capital social.

Comentarios

comentarios