La producción petrolera en Venezuela baja entre 3.000 y 5.000 barriles diarios semanales

Afirman que Pdvsa tiene serios problemas para cumplir totalmente los contratos de suministro con sus clientes internacionales, y satisfacer el consumo interno de combustibles

0
60

La caída sostenida de la producción petrolera por falta de mantenimiento e inversiones se sitúa entre 3.000 y 5.000 barriles diarios, según reportes de los trabajadores petroleros de las áreas operacionales de Petróleos de Venezuela.

“Este fuerte declive afecta el suministro seguro y confiable de crudo de Pdvsa a sus clientes fijos internacionales”, dijo el sindicalista José Bodas, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros.

Pdvsa notifica constantemente a sus clientes fijos que debe reducirles los envíos comprometidos en los contratos, pues el descenso de la producción está estrechamente ligado a los volúmenes de exportación.

Agregó que la merma semanal de la producción llega a estar entre 90.000 y 150.000 barriles diarios en un mes, cantidad que tiende a la baja debido a la falta de mantenimiento e inversión y el descuido del recurso humano, que ha ocasionado el éxodo de más de 25.000 trabajadores desde 2017.

La agencia de información Platss refirió que Pdvsa comunicó a 8 clientes que no podrá cumplir sus obligaciones contractuales de suministros completos de crudo en el presente mes, porque de 1,49 millones de barriles diarios que debe despacharles solo tiene disponibles 694.000 barriles al día para vender.

Entre los clientes afectados están las petroleras Nynas, Tipco, Chevron, Corporación Nacional de Petróleo de China, Reliance, Conoco, Valero y Lukoil.

El experto petrolero Orlando Ochoa explicó que los compradores más fuertes del crudo que produce Pdvsa y que pagan de contado están en Estados Unidos y la India, con volúmenes que van entre  300.000 y 400.000 barriles diarios el primer país –fundamentalmente a la filial Citgo– y 350.000 barriles por día el segundo.

Aseguró que otro destino importante es China, adonde la petrolera estaría enviando 300.000 barriles diarios como pago de deuda externa. Sin embargo, ese volumen está lejos de la meta anunciada por el gobierno de Nicolás Maduro, de suministrar a la nación asiática un millón de barriles diarios. Rusia sería otro destino del petróleo venezolano para cancelar deuda, pero se desconoce la cantidad.

Ochoa advirtió que otro impacto grave de la caída de la explotación de hidrocarburos es que Pdvsa no dispone de crudo para procesar en las refinerías del país, lo que obliga a importar los combustibles necesarios para satisfacer la demanda del mercado interno a los sectores eléctrico y automotor de 200.000 barriles diarios.

 “Pdvsa no puede sostenerse con una producción petrolera en continuo descenso y con un impacto hacia abajo en las exportaciones. Para revertir esto, Venezuela requiere una solución política y económica”, insistió el especialista.

Resaltó el impacto negativo sobre las exportaciones e importaciones de Pdvsa, que circulan por el Caribe con el embargo de Conoco Phillips, resultado de la demanda por 2 millardos de dólares que involucra los terminales marítimos y la refinería Isla de Curazao, Bonaire y San Eustaquio.

Bodas y Ochoa coinciden en que la faja del Orinoco puede ayudar a subir la producción, pero no están dadas las condiciones operativas ni de inversiones. “El crudo extrapesado de la faja tiene valor comercial cuando es mejorado, y actualmente las plantas mejoradoras en Jose (estado Anzoátegui) tienen problemas”, indicó el sindicalista.

Bodas añadió que en condiciones óptimas, de una capacidad instalada de 600.000 barriles diarios, esas plantas la mayoría de las veces mejoran 350.000 barriles/día por problemas técnicos. Ochoa señaló que la producción en la faja cae por la falta de diluentes químicos, de personal y de recursos económicos para cubrir el mantenimiento y servicio a los pozos.

Comentarios

comentarios