Paolo Guererro: ¿Qué gana la selección peruana con la vuelta de su capitán?

El delantero es la pieza clave que tiene Gareca para soñar con hacer un buen Mundial

0
34

Tras la vuelta de Paolo Guerrero a la selección peruana, después de 7 meses, la pregunta que salta por si sola es qué aportará el goleador nacional al conjunto de Ricardo Gareca, quien ya encontró una forma de jugar bien sin la presencia de su capitán.

Los primero que se puede resaltar, es que la selección volverá a tener un líder natural que se ponga el equipo al hombro cuando más lo necesita. Eso lo demostró Paolo Guerrero en los partidos cruciales cuando el resultado siempre fue adverso. 
Nadie olvida su actuación sobresaliente  en la Copa América de Chile 2015, donde fue el pilar del conjunto peruano que ocupó el tercer lugar.
Le anotó 3 goles a Bolivia, que permitió a Perú clasificar a los cuartos de final. También fue decisivo en el encuentro ante Paraguay anotando el gol que sentenció el partido por la medalla de bronce.
En ese certamen anotó 4 tantos de seis cotejos jugados bajo el mando del técnico Ricardo Gareca, quien lo  vio como ese líder que contagiaba a sus compañeros. Guerrero uno de los goleadores.
Su presencia en las últimas eliminatorias fue vital porque convirtió 5 dianas. Ante las ausencias Claudio Pizarro y Juan Vargas, Paolo asumió bien su rol de capitán. Apareció cuando Uruguay mandaba en el Estadio Nacional (2-1)  o cuando Perú se jugaba la última opción de clasificar ante Colombia en Lima (1-1). En los dos casos puso los tantos del empate.
En situaciones difíciles, ‘el Depredador’ se vistió de su apellido para impulsar a sus compañeros y lograr buenos resultados. El último fue contra Colombia: sobre la agonía del partido lo empató de un pícaro tiro libre y puso a Perú en el repechaje, que la selección “inca” sin él ganó a Nueva Zelanda.

Olfato goleador

En definitiva, Paolo le aporta goles a la Blanquirroja. Es en la actualidad, es el máximo goleador histórico de la escuadra nacional con 33 tantos. En las dos últimas Copa Américas que disputó (2011 (5 tantos), 2015 (4)) se consolidó como artillero.

Otro de los factores importantes, que su presencia genera preocupación en los rivales. Su experiencia de haber jugado en Alemania, por el Bayern Múnich y Hamburgo, le permite enfrentar con facilidad a defensas de gran estado físico como serán los de Dinamarca, Francia y Australia, rivales de Perú en el Mundial Rusia 2018.
Más allá del liderazgo que  pone de manifiesto en la selección peruana, Paolo es un jugador complicado de detener porque sabe jugar muy bien de espaldas y se desmarca gracias a su potencia.
Dentro del área es letal porque resuelve muy bien las situaciones que le generan Miguel Trauco y Yoshimar Yotú, quienes son los mejores lanzadores.
No solo tiene ambición de gol sino que encuentra rápidamente el arco y la definición; eso lo hace muy peligroso para los defensores de cualquier rival.
Los casi siete meses fuera del campo de juego por un castigo impuesto por FIFA y aumentado por el Tribunal Arbitral de Deporte (TAS)  pueden jugarle en contra, pero eso no es adversidad para un jugador que está hecho para superar lo que parece imposible.

Su suplicio

El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) lo sancionó por 14 meses por dopaje, dejándolo fuera del mundial. La FIFA primero lo suspendió por una año, luego le redujo a seis meses, pero Guerrero y la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) apelaron ante el TAS, que le amplió el castigo.
El capitán de la selección inca nunca se sintió derrotado, volvió a vestirse de guerrero, igual como cuando Perú iba perdiendo y arengaba a sus compañeros, se metió en el área rival y luchó en todas las instancias posibles hasta devolverle a los peruanos la alegría y él cumplir su sueño de niño: jugar en un Mundial con la camiseta peruana.

Comentarios

comentarios